jueves, 27 de septiembre de 2012



DICCIONARIO FARMACOLOGICO

 A
  • ADRENALINA: Es una catecolamina, la principal neurohormona de la médula suprarrenal de la mayoría de las especies. Es el estimulante más potente (simpaticomimético) de los receptores adrenérgicos alfa y beta, que provoca un aumento de la frecuencia cardíaca y otros importantes efectos metabólicos.
  • ADULTERAR: Se conoce como adulteración el proceso de cortar o mezclar una droga con otras sustancias, para producir otros efectos, o sencillamente para abaratar su coste y obtener mayores ganancias en su venta. Se suele cortar la cocaína con lidocaína (anestesia local), carbonato de manganeso (puede producir Parkinson), efedrina, dextrosa, glucosa, talco o sosa cáustica (puede provocar hemorragias nasales). El éxtasis se corta con LSD, cafeína, yeso, aguaplast, ralladura de ladrillo, quinina o estrictina (potente veneno). La heroína, muy cortada y baja en pureza, se distribuye mezclada con yeso, estricnina o con distintos fármacos de diversa procedencia.
  • AGONISTA: Fármaco que simula la acción de otras sustancias en el cerebro.
  • ALCOHOL: Líquido incoloro, con un olor espirituoso característico y un sabor quemante. El alcohol produce euforia y desinhibición, así como descoordinación, y alteración de la atención y del rendimiento intelectual. Entre los riesgos derivados de su consumo, destacan las alteraciones orgánicas (infarto, úlcera, arterioesclerosis) y mentales (demencia, delirios). Historia: Las bebidas alcohólicas han sido conocidas y utilizadas desde tiempos inmemoriales. La llamada hidromiel -mezcla fermentada de agua y miel- y la cerveza se han consumido desde hace miles de años. Durante la Edad Media el consumo de alcohol fue considerado sinónimo de salud y bienestar. De hecho, el alcohol adoptó ese nombre a finales del siglo XVI, pues hasta entonces se le conocía con el elocuente apelativo de aqua vitae. Será a partir de la Revolución Industrial del siglo XIX cuando el consumo de esta sustancia alcance niveles hasta entonces desconocidos y que se verán notablemente incrementados desde la segunda mitad de este siglo.
  • ALCOHOLEMIA: Proporción del alcohol en la sangre.
  • ALQUITRÁN: Compuesto del cigarrillo que más daña al organismo. Es el principal responsable del cáncer en fumadores.
  • ALUCINÓGENOS: Estimulantes del Sistema Nervioso Central, son sustancias que provocan la percepción subjetiva de un fenómeno no existente. Drogas que, ingeridas por vía oral, al alterar el ánimo del consumidor, la percepción de su entorno y su pro-pio cuerpo, generan experiencias de alucinación. Es decir, ver, oler, gustar, escuchar o sentir cosas que no existen. A veces estas experiencias son extrañas y aterradoras, en cuyo caso se habla de un “mal viaje”. El consumidor puede tener alucinaciones tiempo después de que el efecto inicial haya pasado, en un proceso conocido como flashback. Estas drogas alucinógenas no desarrollan dependencia en los consumidores. Ejem-plos de alucinógenos son el LSD, la psilofibina, el PCP, el peyote y la mescalina.
  • ANABOLIZANTE: Producto químico utilizado para aumentar la intensidad de los procesos anabólicos del organismo.
  • ANFETAMINA: Sustancia de síntesis perteneciente a la familia de los fármacos adrenérgicos que se caracteriza por sus propiedades psicoestimulantes, especialmente euforia, hiperactividad e inhibición del apetito y de la sensación subjetiva de cansancio.
  • ANOREXÍGENOS: Compuestos también llamados “píldoras para adelgazar”, empleados para tratar la obesidad. Pueden provocar una dependencia de tipo anfetamínico, con estimulación del Sistema Nervioso Central, exaltación, subida de tono psíquico, alucinaciones e incluso episodios psicóticos. La tolerancia aparece rápidamente y con su privación se presentan síntomas de agotamiento y depresión.
  • ANSIOLÍTICOS: Denominados tranquilizantes menores. Las benzodiacepinas y sus derivados son los ansiolíticos más consumidos. En una administración crónica pueden producir alteraciones psicomotoras y en el proceso de consolidación de la memoria.
  • ANTAGONISTA: Fármaco que al interactuar con otro disminuye alguno de los efectos de este último.
  • ANTIDEPRESIVOS: Fármacos que se recetan en el tratamiento de desórdenes depresivos. Son de origen farmacológico exclusivamente. Quienes los utilizan sin receta médica recurren a su uso por sus rápidos efectos sobre el cerebro. Los antidepresivos no desarrollan dependencia ni síndrome de abstinencia, aunque pueden crear dependencia psíquica. El más conocido es el prozac, por la extensión de su consumo.
  • ANTIPSICÓTICOS: Psicofármacos que actúan sobre la sintomatología de las psicosis en sus diferentes formas: delirios (persecutorios, hipocondríacos), alucinaciones (sensoriales), alteración marcada del pensamiento abstracto, conductas desorganizadas y trastornos al hablar. Actúan como antidelirantes y alucinolíticos; poseen acción analgésica y anestésica e inhiben las emociones. El alcohol, los hipnóticos y los analgésicos potencian su efecto. Su uso disminuye la coordinación motora y la capacidad de alerta para trabajos de precisión.
  • APOYO DE LOS IGUALES: Componente de las intervenciones en que uno o varios agentes asesoran, ayudan o prestan algún tipo de apoyo a sus iguales de una manera sistemática y continuada. Puede ser aplicable a programas de calle en los que la acción sobre los individuos es realizada por iguales, a programas escolares en que unos alumnos ayudan a otros, etc.. El término “grupo de apoyo entre iguales” se usa para describir colectivos u organizaciones de miembros de una comunidad creados con el objeto de representar sus intereses comunes a nivel sociopolítico.

B
  • BARBITÚRICO: Grupo de fármacos depresores del sistema nervioso central derivados del ácido barbitúrico; desplazados como hipnóticos en terapéutica por las benzodiacepinas, se emplean aún con eficacia en el tratamiento de la epilepsia y en anestesia. Presentan tolerancia y dependencia cruzada con el alcohol y algunos son objetos de abuso.
  • BAZUCO: Variante de consumo de cocaína; también conocido como “pitillo”. Se prepara mezclando la pasta de coca con marihuana o tabaco.
  • BEBEDOR NO PROBLEMÁTICO: Es aquel individuo que cumple los criterios siguientes: mayor de 18 años (en algunos países más edad); si se trata de una mujer, que no esté embarazada ni en período de lactancia; tiene un estado nutricional adecuado; las bebidas ingeridas corresponden a las aprobadas por las autoridades sanitarias; no presenta embriagueces patológicas; consume alcohol sin consecuencias negativas para sí mismo ni para otros; no tiene problemas familiares o laborales debidos a su consumo alcohólico; no depende del alcohol para alegrarse, desinhibirse o comunicarse; no presenta patologías que se agraven o descompensen con el alcohol; no se embriaga. Se denomina consumo problemático cuando el individuo ha padecido o padece al menos algún problema relacionado con el alcohol, tales como haber conducido bajo los efectos del alcohol, presencia de complicaciones médicas, familiares o conductuales.
  • BEBER COMPULSIVO (BINGE DRINKING): Consumo elevado de alcohol que ocurre durante un extenso período de tiempo dedicado a este fin. En informes de población, el período se define normalmente como más de una bebida a la vez. También se puede incluir en esta categoría el “Beber de marcha” entendido como un consumo de alcohol en grandes cantidades y durante un período de tiempo (un día o un fin de semana, por ejemplo) sin interrupción. Generalmente se produce en población juvenil y está asociado a la actividad de “marcha” (diversión, música, etc.) en discotecas u otros locales. Estos períodos de consumo de alcohol pueden intercalarse con períodos de abstinencia. Los grandes bebedores de fin de semana entrarían en esta categoría.
  • BEBER CONTROLADO: Se refiere al consumo moderado de alcohol para evitar la intoxicación o el uso de riesgo. El término es aplicado especialmente cuando hay una razón para cuestionar la capacidad de beber de manera controlada en todas las ocasiones, como es el caso de individuos que han mostrado signos de dependencia alcohólica o de consumo nocivo. Aplicado a otras sustancias psicoactivas, el término análogo sería “uso controlado de drogas” y se refiere al mantenimiento de un uso regular, no compulsivo, de sustancias que no interfiere con el funcionamiento ordinario, y al método de uso que minimiza los efectos adversos de la droga consumida.
  • BENZODIAZEPINAS: Medicamento perteneciente a un grupo de fármacos relacionados estructuralmente que se emplean sobre todo como sedantes/hipnóticos, relajantes musculares y antiepilépticos; antiguamente se designaban con el término “tranquilizantes menores”, actualmente en desuso. Se considera que estos fármacos producen sus efectos terapéuticos al potenciar la acción del ácido gamma-aminobutírico (GABA), un importante inhibidor de la neurotrasmisión. Las benzodiazepinas se introdujeron como alternativa más segura a los barbitúricos. No suprimen el sueño REM en la misma medida que los barbitúricos, pero tienen un potencial importante de mal uso y de dependencia física y psicológica. Las benzodiazepinas de acción corta como son halazepam y triazolam, tienen un efecto rápido; alprazolam, flunitrazepam, nitrazepam, lorazepam y temazepam, son de efecto intermedio; y el oxazepam, su comienzo de acción es lento. Se han notificado amnesia anterógrada profunda (“laguna mental” o “blackout”) y paranoia con el triazolam, así como insomnio y ansiedad de rebote. Muchos médicos han encontrado problemas especialmente difíciles tras suspender el tratamiento con alprazolam. Las benzodiazepinas de acción prolongada son el diazepam (que tiene el comienzo de acción más rápido), el clorazepato (también de comienzo de acción rápido), el clordiazepóxido (de comienzo de acción intermedio), el flurazepam (de comienzo de acción lento) y el prazepam (con el comienzo de acción más lento). Las benzodiazepinas de acción prolongada pueden provocar un efecto discapacitante acumulado y son más proclives a causar sedación diurna y alteración motriz que las de acción corta. Incluso cuando se toman en dosis terapéuticas, la interrupción brusca de las benzodiazepinas induce un síndrome de abstinencia en el 50% de las personas tratadas durante 6 meses o más. Los síntomas son más intensos con los preparados de acción más breve; en cambio, con las benzodiazepinas de acción prolongada, los síntomas de abstinencia aparecen una o dos semanas después de la interrupción y duran más tiempo, pero son menos intensos. Al igual que sucede con otros sedantes, es necesario seguir un programa de desintoxicación lenta para evitar complicaciones graves, como las crisis convulsivas por abstinencia. Algunas benzodiazepinas se han consumido en combinación con otras sustancias psicoactivas para acentuar la euforia, p. ej., 40-80 mg de diazepam poco antes o inmediatamente después de tomar la dosis de mantenimiento diaria de metadona. A menudo se hace un uso indebido de las benzodiazepinas junto con alcohol o en la dependencia de opiáceos
  • BOMBEAR: Dícese de la acción de inyectar y aspirar sangre mezclada con droga varias veces durante una administración intravenosa, con el fin de comprobar la punción y de prolongar los efectos de la inyección.

  • CAFEÍNA: La cafeína y sustancias relacionadas como la teofilina y la teobromina (denominadas xantinas) son los principales ingredientes psicoactivos del café, el té, las bebidas de cola y el cacao. La mayoría de los preparados con cafeína se consumen como productos alimentarios o en su entorno. Las xantinas tienen efectos estimulantes del Sistema Nervioso Central, disminuyen la sensación de fatiga y pueden mejorar la realización de determinadas tareas. En dosis excesivas pueden producir excitación, temblor, ansiedad e insomnio. En consumidores excesivos de café, por ejemplo, se ha descrito la aparición de un síndrome de abstinencia caracterizado por cefaleas, irritabilidad y letargia.
  • CANNABIODES: Sustancias contenidas en la resina de la marihuana.
  • CANNABIS: Nombre vulgar por el que se conocen las hojas y flores de la Cannabis Sativa o planta del cáñamo y sus variedades; el cannabis es una planta que sintetiza diversos productos químicos, entre los que destacan los cannabinoides. El consumo de cannabis produce sensaciones placenteras, relaja y desinhibe, favorece la desaparición de vómitos y ansiedad (comunes en enfermedades como SIDA o cáncer), reduce las inflamaciones arteriales, y provoca alteraciones de la percepción sensorial y temporal. Su consumo también puede derivar en alteraciones psicológicas. Historia: El cannabis se cultiva desde hace más de 4.000 años. Al igual que otras muchas sustancias, su uso se relacionó largo tiempo con las ceremonias religiosas y la meditación; las referencias al respecto son numerosas en religiones como la védica, brahmánica o budista. En Occidente, sin embargo, su empleo se fue restringiendo paulatinamente hasta la segunda mitad del siglo XX. Es en los años 60, con el auge del movimiento hippy, cuando su consumo se populariza en América y Europa, convirtiéndose en la sustancia ilegal que goza de mayor aceptación social.
  • CAPACITACIÓN PARA LA SALUD (EMPOWERMENT FOR HEALTH): La capacitación para la salud es un proceso mediante el cual las personas adquieren un mayor control sobre las decisiones y acciones que afectan a su salud. Puede ser un proceso social, cultural, psicológico o político mediante el cual los individuos y los grupos sociales son capaces de expresar sus necesidades, plantear sus preocupaciones, diseñar estrategias de participación en la toma de decisiones y llevar a cabo acciones políticas, sociales y culturales para hacer frente a sus necesidades. Se establece una distinción entre la capacitación para la salud del individuo y la de la comunidad. La capacitación para la salud individual se refiere principalmente a la capacidad del individuo para tomar decisiones y ejercer control sobre su vida personal. La capacitación para la salud de la comunidad supone que los individuos actúen colectivamente con el fin de conseguir una mayor influencia y control sobre los determinantes de la salud y la calidad de vida de su comunidad, siendo éste un importante objetivo de la acción comunitaria para la salud.
  • COCAINA: Alcaloide que se extrae de las hojas del arbusto erythoroxylon coca lamarck. Se consume esnifado, fumado o por vía parenteral. Produce efectos estimulantes y excitantes, disminuye el sueño y la fatiga, aumenta la seguridad subjetiva y la agresividad. La cocaína presenta una rápida tolerancia y puede provocar alteraciones mentales (delirios, insomnio, depresión) y de tipo cardiocirculatorio (infartos, hemorragias cerebrales). Historia: Los restos arqueológicos confirman que la hoja de coca se empleaba desde hace más de 5.000 años en América. Sin embargo, la coca no despertó gran interés entre los conquistadores. Habrá que llegar al siglo XIX, para que se aísle el principio activo responsable de los efectos de la planta, la "cocaína". En los años siguientes, el interés por la sustancia fue cada vez mayor; pronto se comercializó a gran escala convirtiéndose en ingrediente fundamental de gran cantidad de productos (vinos, remedios caseros e, incluso, la popular Coca-Cola). Se convirtió en un remedio "infalible" y en una prescripción forzosa para casi todo tipo de dolencias. Entre sus defensores se encuentran conocidos personajes como Julio Verne, Thomas Edison, el Papa León XIII, Alejandro Dumas, y, cómo no, Sigmund Freud. Sin embargo, poco tiempo después comienzan a evidenciarse los graves efectos negativos del consumo de cocaína.
  • CODEPENDENCIA: Se refiere al ciclo de patrones de conducta y pensamientos disfuncionales que se repiten de manera compulsiva como respuesta a una relación enferma y alienante con una persona adicta. La codependencia puede desarrollarse en cualquier persona que esté en contacto con la adicción de otra, ya sea por relaciones familiares, afectivas o laborales. Otros desordenes de conducta y enfermedades también pueden generar codependencia, tales como la esquizofrenia, la violencia, el maltrato y las neurosis.
  • COMORBILIDAD: Enfermedad o enfermedades que coexisten en un mismo sujeto al que se está estudiando o tratando por padecer otra enfermedad distinta. Es sinónimo del término: “morbilidad conjunta”.
  • COMUNIDAD TERAPEUTICA: Entorno estructurado en el que viven personas con trastornos por consumo de sustancias psicoactivas para lograr su rehabilitación. Estas comunidades están a menudo diseñadas expresamente para personas drogodependientes; operan bajo normas estrictas, están dirigidas principalmente por personas que se han recuperado de una dependencia y suelen estar en zonas aisladas geográficamente. Las comunidades terapéuticas se caracterizan por ofrecer una combinación de “pruebas de realidad” (mediante la confrontación del problema personal con las drogas) y de apoyo para la recuperación prestado por el personal y los compañeros. Suelen estar muy vinculadas a los grupos de ayuda mutua, como Narcóticos Anónimos.
  • CONDUCTA DE RIESGO: En general, es una forma específica de conducta de la cual se conoce su relación con una susceptibilidad incrementada para una enfermedad específica o para un estado de salud deficiente. En relación con el uso de drogas, se refiere a conductas que ponen a las personas en riesgo de daños relacionados con dichas drogas. Aunque este término se ha relacionado más a menudo con conductas tales como compartir jeringuillas u otros útiles para inyectar (cuchara, agua, torniquete, etc.), las cuales ponen a los consumidores por vía parenteral en riesgo de transmisión de virus como SIDA o hepatitis C, el término puede ser aplicado para cualquier droga y cualquier riesgo de daño a la vida, las relaciones, la salud o de recibir sanciones legales.
  • CONSUMO EXPERIMENTAL: Generalmente se refiere a los primeros consumos de una determinada droga. También se utiliza este término para referirse a consumos muy poco frecuentes de una sustancia.
  • CONTEXTO DE APLICACIÓN DE UN PROGRAMA: Entorno social, cultural y físico donde se desarrolla la intervención. Se trata de un aspecto especialmente importante en la aplicación de un programa de prevención, ya que su eficacia dependerá en parte de la consideración de las peculiaridades culturales de la población destinataria, así como de la identificación de los factores de riesgo potenciales a los que se puede hallar sometida.
  • CONVENCIONES INTERNACIONALES SOBRE DROGAS: Tratados internacionales relativos al control de la producción y distribución de sustancias psicoactivas. Los primeros tratados (Acta General de Bruselas, 1889-90 y Convención de St. Germain-en-Laye de 1912) controlaron el tráfico de licores en África durante la era colonial. El primer tratado que se ocupó de las sustancias actualmente controladas fue la Convención de la Haya de 1912, cuyas disposiciones y acuerdos fueron consolidados en la Convención Única sobre Estupefacientes de 1971 y en la Convención frente al Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas.
  • CRACK: Cocaína base en forma de cristales; se obtiene mezclando la sal de cocaína con una solución básica y posterior filtración y evaporación; la cocaína base se distingue de su sal en que se volatiliza y no se quema cuando se calienta a temperaturas elevadas; se consume fumada directamente mediante unos canutillos o en pipas de agua.
  • CRANK: Mezcla de crack y heroína que se fuma en pipa. La acción de la heroína produce una marcada aceleración seguida por una etapa de sueño, pesadez con ínfima energía para mantenerse despierto. Allí entra en acción la cocaína presente en el crack, sucediéndose un ciclo de peligrosas "subidas" y "bajadas" por las violentas alteraciones bioquímicas de la actividad cerebral.
  • CRAVING: Término inglés que se usa para referirse al impulso imperioso, central en toda dependencia, de consumir una determinada sustancia con el deseo subjetivo de experimentar sus efectos. El craving supone una reacción aprendida, primero a partir de la experiencia gratificante del consumo (refuerzo positivo) y, más adelante, fruto de la necesidad para evitar el síndrome carencial (refuerzo negativo).
  • CRYSTAL: Metanfetamina "de diseño" (2-metilamino-fenil-propano). Puede ser aspirada, ingerida o inyectada. Sus efectos son rapidísimos: exaltación del ánimo, euforia, pérdida del apetito, dilatación de las pupilas, incremento de las palpitaciones, respiración acelerada, sudor excesivo y alta temperatura corporal. Causa una sensación súbita, muy intensa, durante los primeros treinta minutos. Luego, el adicto permanece despierto entre 3 y 24 horas. Estos trastornos del sueño se denominan "hang over" y ante la asiduidad del uso sobreviene la paranoia con alucinaciones auditivas y visuales. Los síntomas de una dosis subletal son: mareos, temblores, agitación, hostilidad, pánico, vómitos, entre otros. Las dosis elevadas producen paranoia, alucinaciones visuales y auditivas.



  • DELIRIUM TREMENS: Delirio agudo que aparece entre los tres y cuatro años de alcoholismo crónico y que no está relacionado estrictamente con el propio estado de embriaguez. Se presenta con ocasión de padecer, el alcohólico crónico, alguna enfermedad aguda, infección, traumatismo o emoción intensa. Es un episodio psicótico agudo, transitorio, que puede durar de dos a diez días en los que el sujeto padece alucinaciones.
  • DEPENDENCIA CRUZADA: Término farmacológico que se utiliza para indicar la capacidad de una sustancia (o grupo de sustancias) para suprimir las manifestaciones de la abstinencia de otra sustancia o de otro grupo, manteniendo así el estado de dependencia física. Obsérvese que el término “dependencia” se utiliza aquí normalmente en el sentido psicofarmacológico más estricto que se asocia a la supresión de los síntomas de abstinencia. Una de las consecuencias del fenómeno de dependencia cruzada es que hay más probabilidades de que aparezca dependencia de una sustancia si la persona es ya dependiente de otra sustancia relacionada. Por ejemplo, es más fácil que aparezca dependencia de una benzodiazepina en personas que ya son dependientes de otro medicamento de este tipo o de otras sustancias con efectos sedantes, como el alcohol o los barbitúricos.
  • DEPENDENCIA FÍSICA: Situación en la que el organismo, habituado a la presencia de una sustancia, necesita mantener un determinado nivel en sangre para funcionar con normalidad.
  • DEPENDENCIA PSICOLÓGICA: Situación en la que se produce un impulso compulsivo que lleva a consumir periódicamente una determinada droga para experimentar un estado afectivo positivo (placer, euforia, sociabilidad, etc.) o evitar un estado negativo (aburrimiento, timidez, insatisfacción…).
  • DEPRESORES: Sustancias que disminuyen la intensidad de las funciones psíquicas y físicas del usuario, creando un estado de relajación. Las más habituales son el alcohol y los fármacos hipnosedantes.
  • DESHABITUACIÓN: Fase del tratamiento ?más larga que la de la desintoxicación?, en la que el sujeto elimina o modifica los hábitos relacionados con el consumo de drogas.
  • DESINTOXICACIÓN: Primera etapa del tratamiento de una drogodependencia que fundamentalmente se dirige al tratamiento de la dependencia física; también se refiere al proceso de privación programado en adictos que finalizan un periodo de mantenimiento con metadona.
  • DESPENALIZACIÓN: Eliminación de las sanciones penales relacionadas con la producción, consumo o venta de una o varias drogas, consideradas previamente ilegales. El modelo antiprohibicionista remarca la distinción entre efectos primarios (directamente derivados del consumo de la sustancia) y los secundarios (consecuencia de la aplicación de la política criminal prohibicionista) y sostiene que estos efectos secundarios resultan más dañinos que los primarios, tanto para el individuo como para la sociedad.
  • DIAGNÓSTICO DUAL : Término general que se refiere a la comorbilidad o coexistencia de un trastorno debido al consumo de sustancias psicoactivas y de otro trastorno psiquiátrico en la misma persona. A veces, estas personas reciben el nombre de “enfermo mental consumidor de drogas”. Un significado menos frecuente es la coexistencia de dos trastornos psiquiátricos que no están relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas. El término también se ha aplicado a la coexistencia de dos diagnósticos de trastornos debido al uso de sustancias (véase politoxicomanía). El empleo de este término no implica la naturaleza de la asociación entre los dos trastornos ni ninguna relación etiológica entre ambos. Sinónimo: comorbilidad.
  • DIAZEPAM: Benzodiazepina de uso habitual.
  • DIPSOMANÍA: Veáse alcoholismo.
  • DISPENSACIÓN DE HEROÍNA: Los programas de prescripción o dispensación de heroína se plantean como último recurso, como una alternativa viable para el grupo de personas con dependencia crónica que no responden a tratamientos más convencionales. En el contexto de estos programas se suministra heroína, de manera controlada, a pacientes con dependencia crónica a los opiáceos.
  • DOCE PASOS: Doce pasos, grupo basado en (twelve-step group) Grupo de ayuda mutua organizado en torno al programa de los doce pasos de Alcohólicos Anónimos (AA) o a una adaptación directa de ese programa. El programa de los doce pasos de AA se basa en admitir que uno es impotente ante el alcohol y no puede gobernar su vida debido a ello; en poner la propia vida en manos de un “poder superior”; en hacer un inventario moral y reparar los daños causados en el pasado, y en ayudar a otros alcohólicos. Los alcohólicos en recuperación que siguen el programa no deben volver a beber nunca más, aunque este objetivo se va consiguiendo día a día. AA está organizado a partir de “doce tradiciones”, que imponen el anonimato, una postura apolítica y una estructura organizativa sin jerarquías. Hay otros grupos basados en los doce pasos en los que cambia su adherencia a las doce tradiciones. Hoy en día, existen cientos de organizaciones de grupos de los doce pasos, cada una centrada en un problema concreto de conducta, personalidad y relaciones. Otros grupos que trabajan en el campo de las drogas son Cocainómanos Anónimos, Toxicómanos Anónimos, Narcóticos Anónimos, Fumadores Anónimos o Adictos a Pastillas Anónimos. Para las familias de personas alcohólicas o adictas, existen las asociaciones Al-Anon, Alateen y, Co-dependientes Anónimos. Los centros de tratamiento que hacen un claro hincapié en los programas de AA reciben a menudo el nombre general de “programas de los doce pasos”.
  • DOPAMINA: Hidroxitiramina. Neurotransmisor inhibitorio derivado de la tirosina que se encuentra en los ganglios basales, relacionado con sensaciones de satisfacción y placer. Diversos estudios relacionan los niveles de dopamina con la adicción.
  • DROGA: En sentido estricto, toda sustancia farmacológicamente activa para el organismo es una droga; en esta acepción todo medicamento es pues una droga; en un sentido más amplio, se emplea el término droga para referirse a toda sustancia psicoactiva susceptible de un consumo abusivo y que puede implicar manifestaciones de dependencia. “Toda sustancia, legal o ilegal, que introducida en el organismo modifica la conciencia y/o el estado de áni-mo. Las características farmacológicas de cada sustancia, su patrón de consumo, las expectativas sobre los efectos, las condiciones de vida del consumidor y el estatus legal, predeterminan una cultura de uso. (Docu-mento de consenso sobre la reducción de daños y riesgos. 2ª conferencia de consenso sobre Reducción de Riesgos asociados al uso de drogas. 6 y 7 de junio. Bilbao) “Se definen como drogas aquellas sustancias químicas que se incorporan al organismo humano, con unas características farmacológicas que actúan fundamentalmente a nivel psicotrópico, pero cuyas consecuencias y funciones operan básicamente a partir de las definiciones sociales, culturales y económicas de los grupos sociales que las utilizan” (OMS).
  • DROGAS DE DISEÑO: Término por el que se denomina a las drogas creadas en laboratorios; generalmente, incluye tanto a los análogos de anfetaminas y metanfetaminas (alucinógenos) como de opiodes.
  • DROGAS DURAS: Término con el que se denominan la mayoría de drogas ilegales, especialmente los derivados de opioides y la cocaína. La denominación carece de base científica y se utiliza popularmente para distinguir los derivados del cannabis del resto de las drogas ilegales.
  • DROGODEPENDENCIA: Estado psíquico y a veces físico, originado por la interacción entre un ser vivo y una droga, caracterizado por respuestas conductuales y de otro tipo que incluyen siempre un acto compulsivo para el consumo de drogas continuo o periódico con miras a experimentar sus efectos psíquicos, y a veces para evitar el malestar producido por su privación. Necesidad de una cantidad determinada de droga en el organismo para mantener su funcionamiento.


  • ESTEROIDES ANABÓLICOS: Las hormonas esteroides se producen de forma natural en los órganos sexuales masculinos y femeninos, la corteza renal y la placenta. Las hormonas masculinas, incluida la testosterona, operan en el organismo masculino de dos formas: en primer lugar son las responsables del crecimiento y funcionamiento de los órganos sexuales masculinos y de los efectos “masculinizadores” en el desarrollo del varón. Dichos efectos se conocen como androgénicos y las hormonas masculinas como andrógenos. En segundo lugar, ayudan al desarrollo del tejido muscular, dando como resultado el efecto de “masculinización” o anabólico sobre el cuerpo. La mayoría de los esteroides anabólicos sintéticos se derivan de la estructura esteroide básica de las testosteronas que se producen en el organismo de forma natural, aunque los fabricantes se esfuerzan (con éxito parcial) en aumentar los efectos anabólicos y reducir los androgénicos. En la práctica deportiva, si se toman conjuntamente con un programa riguroso de entrenamiento y una buena dieta, aumentan la producción de proteínas por el organismo, aumentando la masa muscular y la fuerza. Para mejorar su competitividad, algunos consumidores también buscan mayor agresividad, que puede ser un efecto secundario asociado a las hormonas masculinas. Su uso prolongado puede causar hipertensión y altos niveles de colesterol, relacionándose directamente con la posibilidad de afecciones cardíacas, daños hepáticos (incluyendo ictericia, tumores, hemorragias y fallo hepático), bloqueo del crecimiento óseo y desórdenes psíquicos como la paranoia. Aunque no se cree que causen dependencia física, algunos consumidores han llegado a mostrarse psíquicamente Dependientes de los esteroides, hasta creer que caería su nivel de rendimiento deportivo sin ellos. Este tipo de dependencia podría acompañarse de letargia y depresión.
  • ESTUPEFACIENTE: Sustancia susceptible de inducir abuso o dependencia a través de su consumo. Sustancia inscrita en las listas I, II y III de estupefacientes establecidas en la Convención Única de 1961.
  • EVA: Derivado anfetamínico cuya estructura química está estrechamente relacionada con la del MDMA. Sus efectos ocurren más rápidamente y son de duración más corta. Se consume, también, en pastillas que por una cara suelen llevar grabada la palabra Eva y, por otra, la dosis activa (unos 130 mg). Altera la percepción menos que el éxtasis pero estimula más el sistema nervioso central. Es la pastilla más parecida a la anfetamina y la que menores efectos secundarios presenta.
  • ÉXTASIS LíQUIDO (GHB): El GHB (gamma-hidroxibutirato) aunque es conocido como éxtasis líquido no tiene nada que ver con el MDMA. Es un líquido incoloro, inodoro y con un cierto sabor salado. Cuando se descubrió este derivado se le atribuyeron aplicaciones terapéuticas en narcolepsia, tratamientos de drogodependencia, como anestésico intravenoso y ayuda en el parto. Los efectos de esta sustancia son relajación y somnolencia. El problema del GHB es que al ser líquido, la dosificación no es tan exacta como en las pastillas. Las sobredosis son más corrientes y pueden causar estados de coma y muerte.
  • ÉXTASIS VEGETAL: Preparados de composición muy variable constituidos por multitud de plantas y compuestos químicos. Se comercializan, en comprimidos de atractivos colores, a través de Internet, por correo o en tiendas especializadas como los Smart Shops. Los éxtasis vegetal tienen en común la presencia en su composición de plantas ricas en cafeína, precursores anfetamínicos (efedra, la bala o el cálamo aromático), plantas de exclusivo control médico o farmacéutico como el ginseng, y, por último, sustancias químicas como la L-arginina o el ácido gammaaminobutírico. El éxtasis vegetal es un estimulante de la corteza nerviosa. Está contraindicado en caso de trastornos cardiovasculares o de cuadros de ansiedad o insomnio.
  • ÉXTASIS: Droga modificada (MMDA), cuya formula es 3,4-metilenedioxianfetamina. Presenta efectos estimulantes y disminución de sueño, así como desinhibición. El éxtasis se presenta en pequeñas pastillas -puede distribuirse en polvo- generalmente de color rosáceo, blanco, amarillo o azul. Es activo para el ser humano a partir de los 75 a 100 mg. Produce efectos poco antes de la media hora de su ingestión y éstos desaparecen entre las cuatro y seis horas, según la tolerancia del consumidor. Entre los riesgos deri-vados de su consumo, las alteraciones mentales (ansiedad, pánico, delirios, insomnio) y el riesgo de shock (golpe de calor), por eso no se consume en combinación con alcohol, sino con agua. Historia: El MDMA, también conocido como éxtasis, fue patentado en 1914 en Alemania por los laboratorios Merck como supresor del apetito, pero nunca se llegó a comercializar. Quedó relegado hasta la década de los 50, época en que se rescató con fines experimentales (interrogatorios, psicoterapias). Los primeros consumos ilega-les se detectaron durante los años 60 y 70 en el oeste de EE.UU., lo que propició su prohibición en 1985 en aquel país. Desde la década pasada irrumpe en Europa con una fuerza cada vez mayor; sirvan de ejemplo las 4.325 pastillas que las autoridades españo-las decomisaron en 1989 frente a las 645.000 incautadas en 1995.



  • FACTOR DE PROTECCIÓN: Factores de orden psicológico, económico, social y cultural que pueden fortalecer al individuo en su capacidad de actuar de modo responsable antes sí mismo y ante los demás; más concretamente, el término se refiere a los factores que contribuyen a que una persona sea capaz de evitar conductas de consumo, abuso o dependencia de las drogas.
  • FACTOR DE RIESGO: Factores de orden psicológico, económico, social y cultural que pueden debilitar al individuo, tanto en cuanto a su equilibrio personal como en su relación con la comunidad y pueden conducirlo a adoptar conductas de riesgo; más concretamente, el término se refiere a aquellos factores que generan situaciones de uso, abuso o dependencia de las drogas.
  • FLASH-BACKS (fenómenos de recurrencia): Recurrencia de los efectos de una droga sin su nueva administración, en particular en el caso del LSD.
  • FUENTES: Ley 18/1998 del País Vasco sobre prevención, asistencia e inserción en materia de drogodependencias Comisión europea, Glossarium, Droga, Oficina de publicaciones de las Comunidades europeas, 1995, 168 páginas. Denis Richard y Jean-Louis Senon, Dictionnaire des drogues, des toxicomanies et des dépendances, Larousse, 1999. Escobar,R. Diccionario de drogas peligrosas, Editorial Universidad, 1999, 334 páginas. ISDD, Estudio referente a conceptos y terminología en reducción de la demanda, Centro de Documentación del Observatorio Vasco de Drogodependencias, 1998, 154 páginas.


  • GHB: Droga de diseño desarrollada en 1989 como anestésico local en Estados Unidos, pero al poco tiempo descartada por la comunidad médica norteamericana debido a que sus efectos colaterales resultaban imprevisibles, pues los usuarios entraban en un "sueño comatoso", ataques epilépticos, importantes daños cerebrales, hasta llegar en algunos casos a la muerte. Hasta 1991, la droga -mezclada con otros componentes inocuos- se vendía como suplemento alimentario para fisioculturistas; ese mismo año fue retirada de la venta e incluída en la lista de narcóticos.
  • GRUPO DE AUTOAYUDA: Término que designa dos tipos de grupos terapéuticos, pero que se utiliza sobre todo para referirse a los grupos de ayuda mutua, que es un nombre más correcto. También hace referencia a los grupos que enseñan técnicas cognitivas y conductuales y otras técnicas de autoayuda.
  • GRUPO DE AYUDA MUTUA: Grupo en el cual los participantes se ayudan mutuamente a recuperarse o a mantener la recuperación de la dependencia del alcohol u otra droga, de los problemas relacionados o de los efectos de la dependencia de otra persona, sin tratamiento ni orientación profesional. Los grupos más destacados en la esfera del alcohol y otras drogas son Alcohólicos Anónimos, Narcóticos Anónimos y Al-Anon (para familiares de alcohólicos), que forman parte de una amplia variedad de grupos de doce pasos basados en un método espiritual y no confesional. Los grupos de ayuda mutua dedicados al alcohol se remontan a los washingtonianos de 1840 e incluyen ciertos grupos europeos, tales como Blue Cross, Gold Cross, grupos basados en el método de Hudolin y Links. Los métodos usados por algunos de estos grupos permiten la orientación profesional o semiprofesional. Algunos centros de rehabilitación o pisos protegidos en el caso del alcohol y las comunidades terapéuticas para las personas drogodependientes pueden considerarse grupos de ayuda mutua residenciales. El término “grupo de autoayuda” es más habitual, pero la expresión “grupo de ayuda mutua” expresa con más exactitud el énfasis en la asistencia y el apoyo mutuo.


  • HACHÍS: Exudado resinoso de cannabis más concentrado en cannabiodes que la marihuana y que se presenta en forma de pastillas de consistencia pétrea. Se consume deshecha al calor directamente en pipas o mezclada con tabaco de cigarrillos.
  • HEROÍNA: Derivado del opio. La heroína se consume esnifada, por vía parenteral y fumada. Entre sus efectos se encuentran la relajación, la disminución del dolor y ansiedad, así como disminución del estado de alerta y del funcionamiento mental. Entre los riesgos asociados a su consumo destacan las alteraciones digestivas, cardiocirculatorias, del sistema nervioso y metabólicas.
  • HONGOS ALUCINÓGENOS: Sus principios alucinógenos actúan a nivel cerebral, creando ilusiones acompañadas de alteraciones olfatorias. De la euforia y la locuacidad se pasa repentinamente a la angustia. Se experimenta taquicardia, astenia, escalofríos… Las alteraciones sensoriales ocasionan una percepción distorsionada de los objetos y de la distancia. Se manifiesta una total despreocupación por los hechos reales, aunque éstos representen una amenaza inmediata, junto con fenómenos de angustia psicosensoriales y delirios.


  • INHALANTES: Bajo esta denominación se incluye un numeroso grupo de sustancias químicas con diversas aplicaciones industriales o domésticas que se consumen por inhalación. Sus efectos inmediatos son la euforia y las alucinaciones. Su consumo produce graves trastornos mentales y orgánicos. Aunque han tenido escasa incidencia como drogas de abuso en Europa, sí son de uso generalizado en otros países y contextos tan dispares como México o Japón.
  • INTERCAMBIO DE JERINGUILLAS: Los programas de intercambio de jeringuillas brindan al usuario de drogas por vía intravenosa la posibilidad de desechar sanitariamente las jeringuillas usadas y de obtener jeringuillas esterilizadas sin costo; y constituyen, por tanto, una forma simple y económica de reducir el riesgo de infección por VIH.
  • INTERVENCIÓN EN MEDIO ABIERTO: El modelo de intervención en medio abierto permite conocer, contactar e intervenir en el propio entorno comunitario del sujeto, procurando un enfoque individualizado y facilitando el contacto y la derivación a los recursos socioasistenciales.
  • INTOXICACIÓN: En el caso de consumo de drogas, se denomina intoxicación a la condición aguda de los efectos producidos por la sustancia en cuestión; es decir, cuando altera profundamente el estado psíquico y físico de la persona, con efectos tales como alteración del juicio, de la conducta, del nivel de conciencia, del ritmo cardíaco o de la respiración.
  • LAAM: Compuesto sintético químicamente relacionado con la metadona, que tiene una acción aún más pronunciada que ésta (48 a 72 horas).
  • LEGALIZACIÓN: Desaparición de la prohibición relacionada con el comercio y consumo de las drogas ilegales. En consecuencia, en un contexto de legalización, la producción y comercialización de dichas sustancias se encontrarían sujetas a regulación por parte del Estado.
  • LSD: Alucinógeno de síntesis obtenido inicialmente con un derivado de un alcaloide del cornezuelo de centeno. El LSD destaca por ser el alucinógeno más potente y por la larga duración de sus efectos tras su ingestión por vía oral. Historia: Se trata de sustancias ya conocidas y empleadas hace miles de años, principalmente en ritos y ceremonias. En los años 40 se comienza a emplear el LSD, en muy bajas dosis, en ciertas terapias, hasta que se comprobó que los efectos producidos eran imprevisibles y no se podían controlar de manera adecuada. El uso ilegal de esta droga se generalizó a partir de los años 60-70 asociado a la llamada "contracultura". A partir de entonces, su utilización ha tenido muchos altibajos aunque permaneciendo siempre en el mercado ilícito, con un claro resurgimiento en los años 90 en Europa y Norteamérica.
  • LUDOPATÍA: También conocida como adicción al juego o juego patológico, se trata de una enfermedad en la que el sujeto padece un abrumador e incontrolable impulso de jugar. El impulso persiste y progresa en intensidad y urgencia, consumiendo cada vez más tiempo, energía y recursos emocionales y materiales de que dispone el individuo.


  • MANTENIMIENTO: Sistema terapéutico consistente en suministrar al adicto la cantidad de fármaco sustitutivo (por ejemplo, metadona) necesario para mantener la dependencia; también se refiere a sistemas terapéuticos consistentes en la administración prolongada del antagonista naltrexona.
  • MARCO TEÓRICO DE UN PROGRAMA DE INTERVENCIÓN: El marco teórico de un programa o intervención de prevención del consumo de sustancias psicoactivas viene definido por una o varias teorías que, organizadas de forma coherente y aplicadas al consumo de tales sustancias, nos permiten elaborar un modelo explicativo satisfactorio de la génesis y de la evolución de dicho consumo, así como de su relación con el resto del comportamiento humano. Naturalmente, la calidad del modelo teórico vendrá dada, en primer lugar, por la solidez de la teoría o teorías en las que se basa y, en segundo lugar, por el respaldo empírico acumulado a través de la investigación y la evaluación de las intervenciones diseñadas en base a dicho modelo teórico. Desde el punto de vista operativo, el modelo teórico es esencial en el diseño de las intervenciones ya que es el que permite identificar las variables que se relacionan con el consumo de drogas y, en consecuencia, las que deben ser modificadas por la intervención. Igualmente es imprescindible para el diseño de la evaluación de los programas ya que nos permite predecir el efecto que una determinada intervención tendrá sobre el consumo de drogas y sobre el conjunto del comportamiento de los implicados. Finalmente, el marco teórico hace posible el avance científico. Sólo en la medida que los programas de prevención del consumo de drogas estén fundamentados en modelos teóricos adecuados, será posible explicar los resultados obtenidos en las diferentes intervenciones, mejorar nuestra comprensión de este comportamiento y, en consecuencia, diseñar nuevas intervenciones más eficaces.
  • MARIHUANA: Planta de la familia de las moráceas, entre las que se encuentran la Cannabis Sativa Linneo (Cáñamo) y la Cannabis sativa linneo indicaca lam (Cáñamo indiano).
  • MDA: La píldora del amor o MDA se sintetizó en Alemania en 1910 y combina los efectos de la anfetamina y el L3 mescalino. Parece ser que tiene mayores efectos alucinógenos y una toxicidad superior al éxtasis. Se presenta en forma de pastillas y su vía de administración es oral. El efecto se produce a los 30-60 minutos y dura unas diez horas. Las dosis superiores a 300 mg pueden producir efectos secundarios y una sobredosis puede producir la muerte
  • MDMA: Droga modificada cuya formula es 3,4-metilenedioxianfetamina. Presenta efectos estimulantes y disminución de sueño, así como desinhibición. Conocida como éxtasis, se presenta en pequeñas pastillas -puede distribuirse en polvo- generalmente de color rosáceo, blanco, amarillo o azul. Es activo para el ser humano a partir de los 75 a 100 mg. Produce efectos poco antes de la media hora de su ingestión y éstos desaparecen entre las cuatro y seis horas, según la tolerancia del consumidor. Entre los riesgos derivados de su consumo, las alteraciones mentales (ansiedad, pánico, delirios, insom-nio) y el riesgo de shock (golpe de calor), por eso no se consume en combinación con alcohol, sino con agua. Historia: El MDMA, también conocido como éxtasis, fue paten-tado en 1914 en Alemania por los laboratorios Merck como supresor del apetito, pero nunca se llegó a comercializar. Quedó relegado hasta la década de los 50, época en que se rescató con fines experimentales (interrogatorios, psicoterapias). Los primeros con-sumos ilegales se detectaron durante los años 60 y 70 en el oeste de EE.UU., lo que pro-pició su prohibición en 1985 en aquel país. Desde la década pasada irrumpe en Europa con una fuerza cada vez mayor; sirvan de ejemplo las 4.325 pastillas que las autoridades españolas decomisaron en 1989 frente a las 645.000 incautadas en 1995.
  • MESCALINA: Químicamente descrita como 3,4,5-trimetoxi-feniletilamina, es el alcaloide alucinógeno, tóxico, en forma de aceite alcalino e incoloro, obtenido del cacto lophophora willammsii, más conocido como peyote. Obtenido por vía sintética, se presenta como un polvo blanco. Se ingiere como infusión, en cápsulas o en ampollas para inyecciones subcutáneas o intramusculares. En polvo, se aspira.
  • METADONA: Opioide de síntesis con actividad agonista cualitativamente muy similar a la morfina; se caracteriza por su buena absorción oral y por su prolongada vida media en el organismo; se utiliza como agente sustitutivo de la heroína u otros opioides en tratamientos de desintoxicación y en programas de mantenimiento.
  • MORFINA: Alcaloide principal del opio. Actúa sobre el sistema nervioso central y se caracteriza por sus propiedades analgésicas, hipnóticas, depresoras del centro respiratorio y constipativas. En terapéutica, se administra por vía oral y parenteral.



  • NALOXONA: Bloqueante de los receptores opiáceos que antagoniza la acción de los opioides. Revierte los efectos de la intoxicación por opiáceos y se receta para el tratamiento de la sobredosis de este grupo de drogas.
  • NALTREXONA: Antagonista de los hipoanalgésicos o narcóticos.
  • NARCÓTICOS: Terminología de las Naciones Unidas que denomina las sustancias que actúan sobre el sistema nervioso central y que son capaces de producir dependencia. En particular se denominan así los analgésicos opiodes.
  • NARCOTRAFICANTE: Persona que se dedica al tráfico de drogas ilegales en grandes cantidades.
  • NEUROTRANSMISORES: Sustancias químicas que aseguran la transmisión nerviosa a través de las sinapsis o zonas de unión entre neuronas o entre una neurona y otra célula. Los principales neurotransmisores son la dopamina y la serotonina.
  • NORMALIZACIÓN: Acción por la cual se pretende convertir alguna cosa o situación en socialmente aceptada. Se hace referencia a la normalización del uso de determinadas drogas cuando se sostiene que tales consumos están integrados en las pautas sociales y culturales de un colectivo amplio ?por ejemplo, la juventud? y que no difieren de la norma que regula sus comportamientos.


  • OPIÁCEOS: Alcaloides derivados del opio, entre los que destacan la heroína y la morfina.
  • OPIO: Látex, exudado seco que se obtiene de la adormidera, variedad de la amapola y que contiene sustancias con una fuerte acción farmacológica.


    • PEYOTE: Etimología: del azteca "excitar", "activar". Nombre científico: lophophora williamsii. Cactus originario del norte de México y regiones áridas de Estados Unidos. Ha sido utilizado a lo largo de la historia en complejos y ritualizados cultos. Su tallo (hemisférico y sin espinas), se corta en rebanadas que se dejan secar: una vez seco, se muele hasta lograr una harina.Su principio activo es la mescalina. Posee una acción cinco mil veces mayor que la del LSD y sus efectos (ilusiones, alucinaciones, pérdida del sentido del tiempo pero no de la conciencia) duran entre ocho y diez horas. Puede producir trastornos psicóticos. La sobredosis puede provocar la muerte por falla respiratoria y depresión del SNC.
    • PÍLDORA DEL AMOR: La píldora del amor o MDA se sintetizó en Alemania en 1910 y combina los efectos de la anfetamina y el L3 mescalino. Parece ser que tiene mayores efectos alucinógenos y una toxicidad superior al éxtasis. Se presenta en forma de pastillas y su vía de administración es oral. El efecto se produce a los 30-60 minutos y dura unas diez horas. Las dosis superiores a 300 mg pueden producir efectos secundarios y una sobredosis puede producir la muerte.
    • PIN-SHOT: Dícese de la acción de inyectarse una droga por vía intravenosa cuando no se dispone de una jeringa; se agujerea la vena con una aguja o pincho y se introduce la droga con cualquier adminículo de que se disponga.
    • POLITOXICOMANÍA: Conducta adictiva en la que se produce el consumo de múltiples drogas, con vías de administración diferentes o simultáneas. También llamada poliadicción, politoxicomanía o policonsumo de drogas.
    • POLVO DE ÁNGEL (PCP): La fenciclidina o polvo de Ángel es un polvo blanco, cristalino, que se disuelve en agua o alcohol. Tiene un sabor amargo, se comercializa en forma de cápsulas, tabletas o polvos de colores. Se puede tomar inhalado, fumado o ingerido. Se comenzó a fabricar en los años 50 como anestésico intravenoso. En los 60 se dejó de emplear al observarse que producía alteraciones psicológicas. El polvo de Ángel produce cambios en la percepción, los pensamientos y el estado de ánimo; el usuario experimenta una euforia creciente o por el contrario puede sufrir ataques de ansiedad o pánico. El consumo combinado con el alcohol resulta especialmente peligroso.
    • POPPERS: Compuesto de nitrato de anilo. A veces, puede ser de nitrito de butilo o de isobulito. Se trata de líquidos incoloros e inodoros que se administran inhalados y que se presentan en botes de cristal. El nitrato de anilo es volátil e inflamatorio, por lo que nunca se puede ingerir. El popper es estimulador y vasodilatador, debido a lo cual es muy usado durante el acto sexual. Los efectos se producen rápido y desaparecen enseguida. El popper crea tolerancia y dependencia física lo que, unido a la breve duración de sus efectos, provoca un elevado riesgo de intoxicación por sobredosis.
    • PREVENCIÓN: Conjunto de actuaciones dirigidas a modificar factores personales, sociales y culturales que pudieran ser favorecedores de consumos inadecuados de drogas. Prevención primaria: destinada a prevenir el consumo de drogas. Prevención secundaria: se aplica cuando ya se ha producido el consumo, con el objetivo de evitar el desarrollo de un consumo problemático. Prevención terciaria: dirigida a reducir los daños asociados al consumo de drogas, las denominadas políticas de reducción de daños.
    • PROGRAMAS DE BAJO UMBRAL: Estrategias innovadoras de reducción de daños en los que el umbral de exigencia para el acceso es muy bajo. Incluyen las denominadas “narcosalas”, “salas de venopunción“ o “salas de inyección” , en las que los usuarios de drogas pueden relacionarse, asearse, descansar y obtener equipos de inyección limpios, preservativos y atención médica, entre otros. Pretenden, además de ofrecer a los consumidores una serie de servicios básicos que reduzcan los daños y riesgos asociados al consumo de drogas, así como acercar a los usuarios más problemáticos a la red asistencial.
    • PROGRAMAS DE OBJETIVOS INTERMEDIOS: Conjunto de actuaciones asistenciales, integradas en los procesos de deshabituación, con el objetivo de mejorar la salud y calidad de vida del consumidor o la consumidora dependiente de alta cronicidad.
    • PSICOTRÓPICO: Toda substancia química capaz de ejercer una acción particularmente efectiva sobre el estado psíquico. Existen dos grandes grupos de psicotrópicos que actúan sobre el SNC: sedantes y excitantes. Para que una substancia sea clasificada como psicotrópica tiene que poder producir: un estado de dependencia; estimulación o depresión del Sistema Nervioso Central, que tengan como resultado alucinaciones o trastornos de la función motora, del juicio, del comportamiento, de la percepción o del estado de ánimo.



    • RAVE: Fiesta multitudinaria donde, generalmente personas jóvenes, bailan música electrónica. Se concreta en lugares no convencionales como fábricas, pabellones o lugares abiertos y suelen prolongarse hasta la mañana.
    • REDUCCIÓN DE DAÑOS: Estrategias de intervención dirigidas a disminuir los efectos especialmente negativos que pueden producir algunas formas del uso de drogas o de las patologías asociadas al mismo.
    • REDUCCIÓN DE LA DEMANDA: Las convenciones internacionales para el control de drogas usan este término en relación con el intento de disminuir la demanda de sustancias controladas por parte de los consumidores. Tal como es definida por la UNDCP, la reducción de la demanda es un término amplio usado para un conjunto de políticas y programas que buscan una reducción del deseo de obtener y consumir drogas ilegales, incluyéndose en este tipo de estrategias los programas preventivos o educativos para disuadir a los usuarios, o potenciales usuarios, de experimentar con drogas ilegales o continuar consumiéndolas, los programas de sustitución (por Ej., metadona), los programas de tratamiento dirigidos principalmente a facilitar la abstinencia, la reducción en la frecuencia o las dosis usadas, los programas que ofrecen educación o tratamiento como alternativas a la prisión, las políticas amplias de carácter social para reducir la influencia de los factores que contribuyen al uso de drogas tales como el paro, la marginación o el abandono escolar. En la práctica preventiva, las estrategias de reducción de la demanda incluyen todo tipo de programas y actuaciones destinados a minimizar la influencia de los factores de riesgo de consumo o a maximizar la influencia de los factores de protección.
    • REDUCCIÓN DE RIESGOS: Describe políticas o programas que se centran en promover la disminu-ción del riesgo de daño por consumo de drogas. Las estrategias de reducción de riesgos tienen algunas ventajas en el sentido de que las conductas de riesgo son normalmente más inmediatas y más fáciles de medir objetivamente que la reducción de daños, particularmente cuando éstos presentan baja prevalencia. Por ejemplo, podría ser más práctico medir la reducción de la conducta de compartir material para la inyección que un índice de daño como la incidencia del HIV.
    • REDUCCIÓN DE RIESGOS: Estrategias de intervención orientadas a modificar las conductas susceptibles de aumentar los efectos especialmente graves para la salud asociadas al uso de drogas.
    • REHABILITACIÓN: Conjunto de métodos e intervenciones que tienen por objeto restituir a la persona adicta a una situación previa satisfactoria.
    • RELACIÓN DOSIS-RESPUESTA: Relación entre una causa y su efecto en la que un cambio en la cantidad, intensidad o duración de la exposición a la causa se asocia a otro cambio, ya sea aumento o disminución, en el efecto. Se considera uno de los criterios de causalidad.



    • SEDANTE: Los sedantes son sustancias psicoactivas que reducen la tensión subjetiva e inducen tranquilidad mental. El término “sedante” es prácticamente sinónimo del término “ansiolítico” que es la sustancia que reduce la ansiedad. La diferenciación entre ansiolíticos y sedantes como sustancias diurnas e hipnóticos como sustancias nocturnas no es muy precisa. Los hipnóticos se utilizan para inducir el sueño, aunque cuando se dan sedantes y ansiolíticos a dosis altas pueden inducir sueño al igual que los hipnóticos. Por otro lado, cuando los hipnóticos se dan a dosis bajas pueden inducir sedación diurna, tal como hacen los sedantes y ansiolíticos. En la literatura, especialmente en la más antigua, los sedantes, ansiolíticos e hipnóticos están agrupados bajo el epígrafe de tranquilizantes menores, término mal definido y de significado ambiguo, por lo que es mejor evitarlo. Las sustancias sedantes, hipnóticas y ansiolíticas incluyen las benzodiacepinas, los carbamatos (por Ej., glutetimida, meprobamato), los barbitúricos (por Ej., secobarbital) y los hipnóticos afines a los barbitúricos (por Ej., glutetimida, metacualona). No se incluyen dentro de esta clase los agentes ansiolíticos no benzodiacepínicos (por Ej., buspirona, gepirona).
    • SEROTONINA: 5-Hidroxitriptamina. Neurotransmisor central que juega un importante rol en el humor, ansiedad, sueño, dolor, conducta alimentaria, sexual y un control hormonal hipotalámico.
    • SÍNDROME ALCOHÓLICO FETAL: Es el trastorno que resulta de exponer el feto al alcohol. La presencia de alcohol inhibe el crecimiento intrauterino y el desarrollo postnatal, siendo una importante causa de retraso mental. La microcefalia, las malformaciones craneofaciales y los defectos en las extremidades y el corazón, son afecciones frecuentes en estos niños. También se ha asociado este síndrome a una estatura menor en la edad adulta y el desarrollo de conductas desadaptativas. El riesgo de que una mujer alcohólica tenga un hijo con este síndrome es superior al 35 %. Aunque se desconoce cuál es el mecanismo preciso por el que el feto queda afectado, los daños parecen ser el resultado de la exposición uterina al etanol o a sus metabolitos. El alcohol también puede producir desequilibrios hormonales e incrementar así el riesgo de anormalidades.
    • SÍNDROME AMOTIVACIONAL: Conjunto de características asociadas con el uso de sustancias psicoactivas, incluyendo apatía, pérdida de eficacia, reducción de la capacidad para llevar a cabo planes complejos o a largo plazo, baja tolerancia a la frustración, problemas de concentración y dificultad para seguir rutinas. Aunque su existencia es controvertida, se ha descrito principalmente en conexión con el uso de cannabis y podría simplemente reflejar síntomas de intoxicación crónica de esta sustancia. Los síntomas también podrían ser un reflejo de la personalidad, las actitudes o la etapa de desarrollo de los usuarios.
    • SÍNDROME DE ABSTINENCIA: Grupo de síntomas con diferente agrupamiento y gravedad que aparecen cuando disminuye o cesa el uso de una sustancia psicoactiva que ha sido consumida de forma repetida y, generalmente, durante un período prolongado y en dosis elevadas. El síndrome puede estar acompañado de signos de trastornos fisiológicos. El síndrome de abstinencia es uno de los indicadores del síndrome de dependencia. Es también la característica definitoria del más estricto significado farmacológico de dependencia.
    • SÍNDROME DE DEPENDENCIA: Síndrome de dependencia. Conjunto de fenómenos conductuales, cognitivos y fisiológicos que se desarrollarían después del uso repetido de una sustancia. Normalmente estos fenómenos incluyen un fuerte deseo de tomar la sustancia, pérdida de control sobre su uso, consumo persis-tente a pesar de sus consecuencias perjudiciales, priorizacin del uso de drogas por encima de otras actividades y obligaciones, tolerancia incrementada y síndrome de abstinencia cuando el uso de la droga es interrumpido.
    • SOBREDOSIS: Término que, en sentido estricto, se refiere a la administración de una cantidad de droga suficientemente elevada como para producir una intoxicación aguda; en sentido amplio, el término se refiere a la aparición de un coma o una reacción adversa aguda, a veces mortal, asociada a una inyección de drogas por vía intravenosa.
    • SPEED: Es clorhidrato de metanfetamina,. Al speed se le conoce, también, como hielo. Dícese de la anfetamina que se obtiene en la calle, generalmente de síntesis clandestina y consis-tente en metanfetamina, un derivado químico de una anfetamina. La metanfetamina es un polvo blanco, cristalino, sin olor y con un sabor amargo que se disuelve en agua o alcohol. La sustancia puede ser fumada, inhalada, ingerida o inyec-tada. Sus efectos sobre el sistema nervioso central son los mismos que el resto de deri-vados anfetamínicos (euforia, disminución del cansancio, incremento de la actividad física, mejora de la capacidad de concentración...). Su consumo continuado implica un incremento del ritmo cardiaco y de la presión arterial; puede originar asímismo golpes de calor. La abstinencia a esta sustancia deriva en cuadros de depresión, agitación, fati-ga o trastornos en el sueño.
    • SPEEDBALL: Dícese de la mezcla de heroína con cocaína o con algún tipo de anfetamina y que se inyecta por vía intravenosa.
    • STP: (Serenity-Tranquility-Peace) Substancia sintetizada por primera vez en 1963. Es un poderoso alucinógeno sintético de estructura anfetamínica empleado como substituto del LSD. En los Estados Unidos se le conoce como "píldora de la paz", que se ingiere, se inhala y se inyecta. Con solamente 0,003 gramos provoca alucinaciones por espacio de 8 a 10 horas. Su acción tóxica se manifiesta con visión borrosa, deglución deficiente y trastornos respiratorios.
    • SUSTANCIA PSICOACTIVA: Droga o sustancia psicoactiva es una sustancia que, ingerida, afecta a los procesos mentales, por Ej. la cognición o los afectos. Este término es equivalente a droga psicotrópica y es el término más neutral y descriptivo para toda la clase de sustancias, tanto legales como ilegales, que son de interés para la política sobre drogas. El termino “psicoactivo” no implica necesariamente que produzca dependencia, y en el lenguaje común, se deja como tácito o no expresado, por ejemplo en expresiones como “uso de drogas” o “abuso de sustancias”.



    • TABACO: Planta solanácea originaria del Golfo de México. El tabaco tiene efectos estimulantes y tranquilizantes. Su consumo puede producir problemas cardiovasculares y del aparato respiratorio; así como cánceres de pulmón, laringe y esófago. Historia: El tabaco ya se conocía en América antes de la llegada de los españoles. Tras la llegada de los conquistadores, se extenderá su uso por Europa, impulsado, sobre todo, por el gran valor terapéutico que se le atribuía. Rápidamente, ingleses y españoles invadieron el mundo con una sustancia hasta entonces desconocida, lo que provocó una fuerte represión por parte de múltiples autoridades. A partir del siglo XVIII, las prohibiciones cesan y el uso del tabaco crece de forma gradual. A lo largo del siglo pasado, el cigarrillo se aceptaba socialmente y con la revolución industrial, que facilitó su fabricación, se difunde y arraiga este hábito.
    • TASA DE ALCOHOLEMIA: Tasa máxima de alcohol en sangre autorizada. A partir de mayo de 1999 la tasa máxima de alcohol en sangre autorizada para conductores en España se ha fijado en 0,5 gramos/litro - antes era de 0,8 -, excepto para los profesionales y conductores noveles, de cualquier tipo de vehículo, en los dos años siguientes a la obtención del premiso de conducir, para los que ha reducido a 0,3 gramos/litro. Para un hombre de 70 kg y una hora después de la ingesta, 2 cervezas o 2 copas de vino equivalen a una tasa de alcoholemia de 0,5 g/l sangre. A pesar de las recomendaciones de la Unión Europea, países como Gran Bretaña, Dinamarca, Italia y Luxemburgo no han reducido aún sus tasas máximas de alcohol permitido. Otros, como Suecia lo han reducido por debajo de la media adoptada por la mayoría de países (entre ellos España, con el 0,5 gr/litro), y han bajado el límite hasta el 0,2 %. Aún más lejos van países como la República checa, Eslovaquia o Hungría, donde se prohibe el consumo de alcohol entre los conductores.
    • TOLERANCIA CRUZADA: Propiedad de una sustancia de presentar tolerancia inmediata cuando la consume una persona tolerante a otra droga.
    • TOLERANCIA: Disminución progresiva de los efectos de una droga a medida que se consume de forma reiterada y, en consecuencia, necesidad de ir aumentando progresivamente la dosis con el fin de alcanzar los efectos iniciales.
    • TOXICIDAD: Grado en que una sustancia tiene potencial para causar efectos tóxicos o perniciosos. Casti todas las drogas y muchas otras sustancias (por Ej: algunas comidas comunes) tienen toxicidad a cierto nivel de ingesta.


    • UNIDAD DE BEBIDA ESTÁNDAR (UBE): Para simplificar los procesos de conversión de las diferentes bebidas alcohólicas en la unidad de equivalencia elegida y con el objetivo de posibilitar las comparaciones entre diferentes poblaciones, organizaciones internacionaes (OMS) y nacionales (Ministerio de Sanidad y Consumo) han propuesto medir el consumo de alcohol en unidades de bebida estándar (UBE). El cómputo del consumo de alcohol en UBE se realiza de una forma sencilla: una cerveza, vino o aperitivo equivale a 1 UBE, mientras que una consumición con bebidas destiladas equivale a 2 UBE. La converión de UBE a ml/cc se realiza multiplicando por 12,5.



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada